Siete años de experiencia.

15.05.2018

Vivo en un pueblo. Nunca pensé que haría algo así. Ya he perdido el "glamour" de la gran ciudad pero estoy encantada.

Es un pueblo muy pequeño y sólo crece en verano y durante algunos festivos. Todos los habitantes se conocen y cualquier llegada es un acontecimiento digno de las charlas del lugar.


Después de tantos años lejos (más de 25), regresé y los vecinos me recibieron con mucho interés y sin creerse que iba a aguantar ni un sólo invierno. Reconozco que el primero me costó aguantarlo y el segundo, también.

Ahora, los disfruto a mi manera.

Llevo ya siete años, el mismo tiempo que hace que la crisis se llevó mi trabajo. Abandoné la gran ciudad, Madrid, y cambié de Comunidad Autónoma. Volví a los orígenes y me reencontré con mi familia.

Tenía dinero suficiente para unos años y quería apostar por pequeños proyectos personales y algunos intentos "artesanales", por puro entretenimiento y aprendizaje.

Gracias a esos proyectos, e intentos, conocí a bastantes personas. Con la mayoría no tuve más relación, pero otras se han convertido en amigas y amigos con los que comparto tiempo y actividades.

Y aunque mis proyectos no hayan salido todo lo bien que quisiera, vivo tranquila y feliz. 


De vez en cuando, muy poco,  cuando me apetece y puedo, vuelvo a Madrid. Son varias horas de viaje y tampoco quiero meterme en los grandes atascos de la capital, así que aparco fuera del centro de la ciudad y utilizo el transporte público; que pocas veces usé durante todos los años que pasé en la gran ciudad. 

Algo de teatro, cine, un musical, etc., me sirven de disculpa para volver y, también, tomar un café con alguna amiga o amigo. Tres o cuatro personas que considero amig@s; de esas que me recuerdan, me responden y me aprecian o a los que yo, al menos, sí tengo aprecio.

Después vuelvo al pueblo y sigo con mi vida tranquila.

De momento, vivo como quiero vivir.

Si no fuera porque mi edad supera la que pedís para el casting, me apuntaría...

Quizá, si hubiera sido unos años antes...

María S.

Un saludo.

Sin Retorno The Real Life: Queda muy poco para que comience el casting.