Movimiento por la repoblación.

11.06.2018

Desde hace décadas la despoblación ha sido mas que un problema concreto, una musa literaria. Escritores y creadores la han retratado como esa pérdida sentimental, de desgarros íntimos e inspiradores.

Pero, fueron señalando el problema. Han contribuido a su detección, quizá menos a la búsqueda de soluciones que, realmente, es cometido de otros.

Ahora, desde ese mismo mundo de la cultura -de escritores y creadores- se alzan voces contra la despoblación o, si lo prefieren, por la repoblación; un término que resulta más esperanzador y conlleva algo de futuro.

La cultura se implica en el movimiento. 

Ellos también han nacido y vivido en pueblos y sus recuerdos les roban minutos de reflexión y algo de añoranza. Y, en lo más profundo, una emoción ancestral de arraigo o pertenencia y cierto orgullo, supongo.

Pero la añoranza no alimenta, ni alienta nada por sí misma. Echar a andar y unirse en el camino a esas otras voces que claman por la repoblación y apuestan por el movimiento, es una demostración de compromiso.

Escritores por la repoblación.

Javier Sierra, ganador del último Premio Planeta de Novela -con su obra: "El fuego invisible"-, propone a las autoridades competentes la aplicación de exenciones fiscales en aquellos territorios de la España interior amenazados por la despoblación. Una petición ya reclamada desde diversos sectores sociales en Comunidades como Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha... Es, J. Sierra, un turolense concienciado por la repoblación, activo en aportaciones y en el apoyo a sus conciudadanos.

Otro escritor aragonés, (también turolense, y no será casualidad) Luis de Romero, profesor de Geografía en la Universidad de Valencia, analiza en profundidad las causas de la despoblación y propone alternativas reales. Sabe que huir de la ciudad y querer irse al pueblo, son dos cosas muy diferentes. En su libro "Despoblación y abandono del medio rural. El imposible vencido" desgrana dificultades y plantea la custodia del territorio y la planificación de programas para universitarios y alumnos de Centros de Formación e investigación. 

Aprovechar el conocimiento incipiente de estudiantes decididos a examinar los problemas y trabajar por y en el medio rural. Como un "programa Labordeta", otro aragonés comprometido y añorado, pero promoviendo el estudio de los recursos, la ciencia, la investigación, las tecnologías respetuosas con el medio ambiente...

Tal y como afirma Luis Romero, "El problema de la despoblación no se soluciona desde una administración ni en una legislatura".

Pero, el movimiento se demuestra andando.

SIN RETORNO The Real Life.