it-

España rural, alternativa económica

14.03.2018

La gravísima crisis de la última década nos ha dejado menos trabajo en las ciudades, sueldos mucho más bajos, desempleo, viviendas caras y menos posibilidades de prosperar. 

El 55% de los ocupados, menores de 35 años, trabajan a tiempo parcial; no han encontrado empleo a jornada completa. La cifra de parados entre 25 y 34 años ronda el millón de jóvenes. Aquellos que se fueron, en los peores años de la crisis, no han conseguido volver y a esos se han ido sumando otros. 

Mientras tanto, media España está vacía. Resulta imprescindible invertir la tendencia y hacerla rentable.


Otra vida es posible.

Esas urbes inmensas en las que la contaminación alcanza niveles irrespirables, donde el stress y las horas de atasco encarcelados en nuestros vehículos nos encrespan a diario, nos hacen menos humanos.

Esas ciudades que, para muchas personas, empiezan a acarrear sueños frustrados, en las que la falta de oportunidades profesionales, la escasez de trabajo, los sueldos bajos o ridículos, las dificultades de acceso a la vivienda, la casi inexistente comunicación personal,... nos consumen la vida.

Y, en la otra cara de la moneda, las oportunidades en el campo.

El mundo rural.

Una vida más conectada con la naturaleza, el campo, el trabajo más humanizado, más independiente y más solidario.

Un mundo en el que crear nuestras propias oportunidades, apostando por una alternativa de vida o una vida alternativa. Una existencia más familiar tranquila y sana, en la que la comunicación personal no se ha olvidado y en la que resulta más sencillo encontrar vivienda, empleo y una infancia menos amenazadora para nuestros hijos. Una pequeña sociedad en la que todos se conocen y se ayudan (llegado el caso).


Volver al pueblo donde, ahora sí, la vida puede ser más fácil, se presenta como una magnífica opción. 

Conseguir los servicios de los que disponen las ciudades, resultará un poco más complicado. Pero, la gran red del siglo XXI, internet, ofrece muchas opciones y proporciona la conexión con el mundo.

Alternativa económica.

Porque la agricultura ecológica es esa gran alternativa, también económica.

Porque los productos naturales, esos que preconizan salud y casi vida eterna (en sentido figurado, claro), ofrecen una garantía de propiedades y sabores que permanecen en la categoría de los recuerdos sanos y exquisitos.

Son un poco más caros, sí, porque su producción es más costosa.

Esos eco-productos se desarrollan de forma natural, alejados de los pesticidas, los productos químicos y muchos otros contaminantes que amenazan nuestra salud. Desde luego, es otro nivel de vida.

Y sí, son muy valorados en las grandes ciudades. 


Una solución para dos problemas.

Las autoridades "competentes" llevan años pensando en fórmulas para luchar contra la despoblación, también contra la gravísima crisis económica. Esa crisis de la que ya hemos salido, macro-económicamente hablando, y que en micro economía, la doméstica, amenaza con terminar con demasiadas víctimas. La lentitud, la desidia, la falta de entendimiento y acuerdos políticos, en uno y otro caso, amenazan con aniquilar lo que aún es recuperable.

Por qué no tratar de poner en práctica una misma solución para dos grandes problemas...

Hacer realidad la repoblación, con quienes realmente quieren comenzar una vida diferente alejados de la ciudad. Apostando por la economía rural.

Sí, otra vida es posible.

En SIN RETORNO The Real Life estamos convencidos.

¿Y tú, lo estás?