ECOHUERTOS

La producción ecológica española presenta un perfil de crecimiento sostenido que ha posicionado a nuestro país como el primer productor de la Unión Europea. Un puesto que ocupa debido al empleo de una extensa superficie. A finales de 2015, España contaba con cerca de dos millones de hectáreas, acogidas a este método de producción. Un extensión que sitúa a nuestro país entre los cinco mayores productores del mundo. Solo en el período 2010-2015 el crecimiento ha sido superior al 19%.  Sin embargo, si tenemos en cuenta los últimos diez años, la superficie en producción ecológica ha tenido un crecimiento superior al 112%.

Así pues, la producción ecológica podría describirse, que no definirse, como un sistema general de gestión agraria y producción de productos agroalimentarios, que combina las mejores prácticas ambientales. El elevado nivel de biodiversidad, la preservación de los recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y la utilización exclusiva de sustancias y procesos naturales, consiguen una producción demandada por los consumidores más estrictos. La producción ecológica es un importante instrumento para fomentar una producción agroalimentaria destinada a la obtención de productos de calidad, respetuosos con el medio ambiente. Queda patente, por tanto, la dualidad de fines, de marcado interés público y de satisfacción en las demandas de un determinado tipo de consumidores, cada vez más numeroso.