CULTIVO ECOLÓGICO DE LAVANDA

La lavanda pertenece a la familia botánica de la labiadas, que abarca numerosas plantas aromáticas como son el tomillo, la menta o la salvia.

El ecocultivo de lavandas y lavandines, para la producción de aceite esencial, puede ser una alternativa interesante para la agricultura de secano. Especialmente, en zonas tan productivas como La Alcarria conquense. 

Buscando el origen de la palabra "lavanda" (lavandula) lo encontramos en la Edad Media, y parece ser que toma como raíz, el verbo latino "lavare" (lavar).

Las propiedades sedantes de la lavanda hacen que siempre se haya utilizado para tratar problemas nerviososs, de imsomnio, ansiedad o hipertensión.

Como aceite esencial, es uno de los más polivalentes, y por ello forma parte de los aceites esenciales básicos para cualquier aromaterapeuta.